Entorno

La familia y amigos querrán saber cómo está el niño, cómo están los padres, querrán dar ánimos, prestar ayuda, y las visitas y llamadas telefónicas pueden no suceder en el mejor momento, bien por el estado del niño como de los padres. Podría ser de utilidad un blog, o una página de facebook (privada o pública) para informar cuando los padres lo deseen y para comunicarse de una forma menos intrusiva. Otra opción es enviar un correo electrónico a estas personas. Puede ser muy agotador escuchar las preguntas y explicar la situación tantas veces, pero encontrar apoyo en el entorno ayuda mucho, internet nos permite múltiples soluciones, probablemente más adecuadas que las llamadas telefónicas o las visitas.