Estancia hospitalaria

Existe una Carta de derechos del niño hospitalizado, que en muchos hospitales pediátricos está expuesta, es poco concreta, o al menos da lugar a otra interpretación. Haz que se respete.

Acompaña si así lo deseas a tu hijo cuando le saquen sangre, cuando le pongan un gotero, cuando realicen una punción, obviamente en esos procedimientos no interfieres en su aplicación, y el niño se sentirá más seguro y acompañado con sus padres.

No permitas que impongan normas que pueden ser incluso nocivas, citaré que a Izas, en el hospital de Zaragoza, la obligaban a bañarse diariamente, cuando tenía piel atópica y es absolutamente no recomendado.

Vela por que el trato sea siempre respetuoso hacia tu hijo.

No dejes que impidan el acceso de visitas, hermanos, los amigos son necesarios para ambas partes, tu hijo enfermo recibirá una importante dosis de cariño y afecto de sus iguales, y los hermanos vivirán la evolución de la enfermedad.

La humanización de los hospitales es una asignatura pendiente en muchos hospitales, incluso en los pediátricos; Vosotros sois los padres, nadie mejor que vosotros sabéis cómo está más cómodo el niño, qué necesidades tiene afectivas, emocionales, de juego, de intimidad, de trato…haz que se respeten.